La longevidad depende de un cerebro joven (parte 2)

Como les había prometido, les preparé un complemento sobre cómo mantener un cerebro joven. Así que les dejo algunas recomendaciones de gimnasia mental para conservar y ejercitar la materia gris.

¿Qué otros juegos y actividades podemos incluir en nuestro día a día para mantener bien lubricada la red neuronal? Aquí algunos…

  1. JUEGOS DE MESA como el ajedrez, las damas, el dominó o las cartas incluyendo los solitarios.
  2. ROMPECABEZAS, mecanos y otros juegos de construcción.
  3. PASATIEMPOS como crucigramas,sudokus, buscar diferencias (este lo aportó una lectora!), sopas de letras y juegos de memoria, mantienen nuestro cerebro en constante movimiento.
  4. APRENDER COSAS NUEVAS: Por ejemplo, aprender un idioma es excelente ya que implica ejercitar la memoria, entender nuevas estructuras y sintetizar reglas gramaticales. Pero pueden ser cosas nuevas como aprender a usar nuevas tecnologías o un nuevo hobby.
  5. LA MÚSICA: Dicen que tocar algún instrumento musical es una de las pocas actividades con las que se activa todo el cerebro. Nunca es tarde para aprender!
  6. LEER Y ESCRIBIR: Desde luego, dos actividades como leer y escribir resultan una gimnasia mental de primer orden. Además de que te da muchas historias para contar. 😉
  7. VIAJAR: Si tienen la oportunidad, esta es una gran actividad, que nos saca de la rutina, estimula nuestro cerebro relajándolo y desafiándolo a tener nuevas experiencias y conocer nuevas culturas o adaptarnos a nuevos lugares.

El juego es un gran protector de las facultades mentales pero, como les comentaba en el artículo anterior, no es la única forma que tenemos para desarrollar la neuroplasticidad. Lo fundamental es encontrar un equilibrio entre actividades que nos den variedad y desafío, siempre tratando de incorporar cosas nuevas, en lo posible complejas y difíciles, que nos saquen de la rutina y nos demanden un ejercicio mental verdadero.

Una ACTITUD OPTIMISTA será el complemento imprescindible para que nuestro cerebro sea un generador de creatividad. Alimentar la curiosidad y celebrar cada día que pasamos en el mundo es todo lo que hace falta para quedarnos siempre del lado soleado de la vida. Y así, a medida que pasan los años, mantener la calidad de vida y poder mirar para atrás y disfrutar de tantas experiencias vividas!

Y para terminar, les dejo una frase con la que me crucé hace algunos años y me acompaña desde entonces:

“Los seres humanos no dejan de jugar porque envejecen,
envejecen porque dejan de jugar”

(Oliver Wendell Holmes)

¿Qué les parece? Espero que les sirvan estos consejos de una abuela que les quiere compartir, aunque sea un poquito de su experiencia, para que vivan una vida más plena.

Cariños,
Estela

La longevidad depende de un cerebro joven (parte 1)

Para todas las que me preguntaron cómo hago para estar tan activa y lucida a mi edad, les preparé otro de mis secreto; uno que, espero, les ayude a mantenerse mentalmente en forma por mucho tiempo!!

Muchas veces se relaciona la vejez con la pérdida de facultades mentales y, es verdad, los conectores del cerebro tienden a atrofiarse con el paso de los años. Pero hay maneras de estimularlo a diario, haciendo que se ramifique la red neuronal y se creen nuevos vínculos. Entonces, me di a la tarea de investigar un poco y poner en práctica, desde hace varios años, algunos ejercicios que hoy, a mis 91 años, quiero compartirles.

¿Cuáles son las claves de un cerebro joven para mantenerte lúcida sin importar tu edad?

Lo que aprendí es que los estudiosos del cerebro humano han demostrado que cada experiencia, ya sea física o mental, enciende su propio patrón de neuronas, por lo que el mapa cerebral cambia sin cesar. ¡Esa es una buena noticia! podemos evitar la pérdida de facultades mentales tonificando nuestra materia gris con retos y estímulos de calidad.

LAS 7 CLAVES DE UN CEREBRO JOVEN

1) Ejercicio: Según los especialistas en terapias anti-edad, el mejor tonificador del cerebro son las zapatillas de deporte ya que mejoran el ritmo cardíaco y por tanto la circulación de la sangre. El ejercicio suave suministra más sangre y oxígeno a nuestro tejido cerebral, evitando que se deteriore.

2) Buena alimentación: El consumo de alimentos ricos en antioxidantes: frutas, verduras, legumbres, frutos secos, té verde, que no sólo ayuda a prevenir el cáncer, sino que neutraliza los temidos radicales libres que envejecen al cerebro. Una dieta demasiado grasa, además, puede derivar en presión alta, diabetes, obesidad o colesterol, los cuales dificultan el riego sanguíneo también en el cerebro

3) APRENDER SIEMPRE: Aunque nuestra materia gris comienza a envejecer a los 30 años un aprendizaje constante permite mantener la agilidad.

4) Mantener la calma: el estrés puede dañar los procesos cognitivos como el aprendizaje y la memoria.

5) Dormir suficiente: Un buen descanso nocturno duplica la capacidad para resolver problemas planteados en día anterior. Esto es porque mientras dormimos el cerebro se mantiene activo y tiene tiempo para sintetizar lo que ha aprendido con anterioridad. La expresión “voy a consultarlo con la almohada” tiene mucho sentido!

6) Reír: El humor estimula la generación de dopamina, una hormona y neurotransmisor que nos hace “sentir bien”. La risa nos ayuda a relativizar nuestras preocupaciones así que evitamos que nuestra mente se ancle.

7) Aprovechar la experiencia: Lo bueno de hacerse mayor es que atesoramos un archivo que tiene millones de situaciones que nos proporcionan criterio. Esta información podemos aprovecharla para afrontar problemas, nuestros o de otras personas, para los que una persona joven no está preparada.

¿Alguna tiene mas claves para aportar a la lista? ¡Me encantaría leerlas también!

Quería dejarles estos puntos para que puedan verlos y comentarlos entre todas, y para una próxima publicación les voy a preparar mas detalles sobre los ejercicios mentales que a mi me han servido.

Cariños,
Estela