Gente Tóxica

¿Quién no se ha cruzado con alguien que siempre se está quejando de todo, o que nos hace sentir culpable por cosas que no nos corresponden? La existencia de gente tóxica es una dolorosa realidad que complica la vida de las personas a su alrededor. Es bastante difícil identificarlas y catalogarlas porque cada persona es diferente, y no son tóxicas en todo momento y con todas las personas. No podemos decir que son psicópatas ni que no lo son. En general no hacen cosas por maldad ni conscientemente. Para ellos el actuar como actúan es natural y no se dan cuenta de que pueden hasta causar estragos en la vida de un familiar o de un amigo.

Probablemente son así porque en su infancia o a lo largo de su vida tuvieron momentos dolorosos, se sintieron menoscabados, sin apoyo espiritual, sin límites o en ambientes opresivos y, sin saberlo, su conducta es una revancha con la vida o una simple consecuencia de una crianza sin valores positivos.

Existen varios libros sobre Gente Tóxica. El más famoso debe ser GENTE TÓXICA de Bernardo Stamateas, que es un libro fácil de leer como para introducirse en el tema. Entre los tipos de gente tóxica que se plantean, en este y otros libros, se encuentran:

  • El Chantajista
  • El Chismoso
  • El Envidioso
  • El Manipulador
  • El Dependiente
  • El Mentiroso
  • El Narcisista
  • El Neurótico
  • El Psicópata
  • El Vampiro emocional

Lo importante para detectar si una persona es tóxica es que estos rasgos se manifiestan en su personalidad con mucha frecuencia y no les importa el daño que causan en otros. Algunas de las características que comparten, aunque tengan solo una pero muy marcada, son: la falta de empatía, la negatividad (siempre ven el problema y no la solución), se quejan todo el tiempo, critican a los demás, envidian, no aceptan críticas ni sus errores, mienten, tergiversan las situaciones para su beneficio, justifican su comportamiento con excusas, se hacen la víctima para evadir responsabilidad y provocan emociones negativas a su alrededor.

El caso de X:

Les doy un ejemplo que me dio la idea de investigar sobre este tema: es parte de la vida de una amiga íntima, una mujer atractiva que enviudó hace varios años. Tiempo después, hizo pareja nuevamente con un señor apuesto, separado, a primera vista interesante. Lo llamaré ‘X’ para respetar la privacidad de mi amiga. Después de cierto tiempo, la observé un poco apagada, como preocupada, pero lo dejé pasar hasta que un día no pude esperar más y le pregunté: “¿qué pasa, estás enferma?”, “No,” me dijo “es que estoy desconcertada. ‘X’ tiene actitudes que no concuerdan con lo que me hizo creer al comienzo de nuestra relación, siempre dulce y correcto, ahora de pronto y de la nada me hace comentarios y me dice cosas muy hirientes”. Intermitentemente las cosas siguieron así unos meses hasta que un día llegó a casa llorando y me entonces me cuenta, entre otras cosas: “Lo veo llegar con una remera que no había visto, le pregunto de donde es y me dice: ‘Ayer llegó mi ex de Europa y me trajo esta hermosa remera’ me sorprendo y le digo que me pone incómoda que la siga viendo sin decirme y me contesta: ‘Vos sos la pecadora porque vivís con un hombre casado. Yo no soy el que esta haciendo algo malo’ – Pero te separaste!!!!!!! – ‘Pero sabés que sigo casado.’ Y así, en el momento menos esperado me dice algo para herirme y hacerme sentir culpable a mi. Ya no aguanto esta angustia constante que me hace sentir y le dije que no quiero verlo mas.”
A los pocos días ‘X’ la contactó de nuevo, tan encantador como al principio, pero mi amiga le dijo: “La vida te trajo a mi pero soy yo quien decide si te quedas y he decidido que no”.

Esto, yo creo, es ejemplo de un MANIPULADOR EMOCIONAL, que tergiversaba las situaciones que no le convenían para su beneficio, metiendo culpa y desviando la atención de sus malos actos, poniendo en falta al otro en lugar de a él.

Lo interesante de este libro, y por eso lo comento, es que ayuda minuciosamente a que reconozcamos las personalidades de quienes se cruzan en el camino de nuestras vidas y pudieran tener estos rasgos negativos en su personalidad, y enseña a poner límites sin lastimar ni lastimarnos a nosotros mismos.

El consejo:

Su consejo es: “NO PERMITAS QUE NADIE TENGA EL CONTROL DE TU VIDA NI BOICOTEE TUS SUEÑOS”

Siempre recordemos utilizar toda información de manera cuidadosa, como puntapié para investigar en temas que nos interesan y hacernos nuestra propia opinión y, sobre todo, no discriminar o humillar al otro si reconocemos en él alguna de estas características ya que, por un lado todos en algún momento pudimos tener alguno de estos rasgos y no por ello somos tóxicos, y, por otro, si lo hiciéramos, corremos el riesgo de entonces sí convertirnos en esa persona tóxica.

¿Qué les pareció? ¡Espero que les haya gustado! Me encantaría leer sus comentarios y crecer entre todas este y otros temas que les planteo.

Besos mil

Estela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s